Transyt OMM

EspañolEnglish
Inicio Noticias Madrid y Barcelona, por encima de la media europea en movilidad urbana

Madrid y Barcelona, por encima de la media europea en movilidad urbana

noticia_20180516_IndicedeMovilidad

Singapur y Estocolmo se sitúan a la cabeza de esta clasificación, que incluye 100 ciudades de todo el mundo.

El Índice de Movilidad Urbana, recogido en el 'Futuro de la Movilidad 3.0.', de Arthur D. Little, posiciona cien ciudades de todo el mundo en función de la madurez, innovación y rendimiento de sus sistemas de movilidad.

En este informe Singapur se sitúa en primera posición (59,3 puntos sobre 100), por delante de Estocolmo (57,1), Amsterdam (56,7), Copenhague (54,6) y Hong Kong (54,2). Solo diez ciudades obtuvieron más de 50 puntos, de las cuales ocho son europeas y dos asiáticas.

La capital española rozó esos 50 puntos (49,0) y Barcelona obtuvo 48,0, ligeramente por encima de la media europea, en 47,9 puntos y que también superan Viena (54,0), Londres (53,9), Paris (53,7) Zurich (53,2), Helsinki (52,8), Berlín (49,9) y Munich (48,8),

Barcelona ha mejorado significativamente su reparto modal en los últimos años, según recoge el informe, aumentando la participación del transporte público del 20 al 24% y el transporte no motorizado, del 45 al 52%. Mientras tanto, las emisiones de CO2 relacionadas con el transporte de la ciudad bajaron de 1.177 kilogramos per cápita a 700.

Por su parte, en Madrid la utilización del transporte público aumentó un punto porcentual, hasta el 39%. Al contrario que en Barcelona, las emisiones de CO2 relacionadas con el transporte aumentaron de 1.270 kilogramos por persona a 1.722.

Con la colaboración de la Unión Internacional de Transporte Público (UITP), Arthur D. Little ha establecido 12 requisitos estratégicos que los proveedores de soluciones de movilidad deben tener en cuenta al definir su visión y estrategia si desean seguir siendo competitivos a corto plazo y relevantes a largo plazo dentro de los amplios ecosistemas de movilidad.

Entre esos requisitos estratégicos, Arthur D.Little recomienda definir un propósito para asegurar la diferenciación e involucrar a los grupos de interés externos e internos dentro de un marco claro; aplicar enfoques innovadores de segmentación basados en las necesidades y las actitudes para entender mejor los comportamientos de movilidad y la evolución de las necesidades de los clientes; o diseñar una experiencia del cliente y desarrollar una cultura de excelencia en el servicio.

De la misma forma, entre otras medidas se recomienda desarrollar ofertas comerciales centradas en el cliente para reforzar el atractivo del transporte público; planificar las necesidades de inversión a largo plazo; diseñar y operar un plan de transporte y un plan de mantenimiento sostenibles; evaluar continuamente la importancia de la innovación y de las tecnologías digitales; alinearse con todas las partes interesadas en la movilidad con una visión a largo plazo; o definir una estrategia adecuada para fomentar el intercambio de datos y aumentar la colaboración entre las partes interesadas en la movilidad pública y privada.

Lea la noticia completa aquí

 

Acceso miembros



Boletín de Noticias Mensual