Transyt OMM

EspañolEnglish
Inicio Noticias Dbus pone en marcha un proyecto piloto para el pago con tarjeta bancaria en sus autobuses

Dbus pone en marcha un proyecto piloto para el pago con tarjeta bancaria en sus autobuses

1709_contactless_dbusPagar el billete de autobús con una tarjeta bancaria es ya una realidad en las líneas 16 y 45 de Dbus, la empresa que gestiona el transporte público urbano de la ciudad de San Sebastián.

Se trata de un proyecto piloto desarrollado por Dbus junto a GEKOIN INGENIEROS y Banco Santander que permite el pago con tarjetas de crédito y débito sin contacto (EMV) Visa, Mastercard y American Express y con diversas aplicaciones móviles.

De esta manera, se facilita a los usuarios el acceso al autobús y se mejora la eficiencia y la velocidad comercial de los vehículos. Se trata de un sistema tecnológico novedoso en transporte público que está siendo utilizado en otras ciudades como Londres o Madrid. Se prevé que el proyecto piloto dure un año y es complementario al pago con las tarjetas MUGI. Para ello, se han instalado unas nuevas máquinas validadoras junto al puesto del conductor, identificadas con una pegatina con los logos de las tarjetas y aplicaciones que permiten el pago. Cada tarjeta bancaria o aplicación móvil permite pagar tantos viajes como la persona usuaria desee al precio de un billete ocasional y sin comisiones.

Asimismo, los autobuses que permiten el pago con tarjeta también han sido rotulados para que puedan ser fácilmente reconocibles. El sistema se ha instalado en seis autobuses, que preferentemente circularán en las líneas 16 y 45, aunque podrán hacerlo también en otras líneas de Dbus. La campaña se completa con carteles en marquesinas e información en las paradas y en los diversos canales informativos de Dbus.

El nuevo sistema tiene numerosas ventajas. Por un lado, se facilita el sistema de pago a los usuarios, que no necesitan tarjetas de viaje ni dinero en metálico para pagar el billete y el sistema es totalmente seguro. También se simplifica la información relativa a la adquisición de billetes y no requiere la necesidad de comprar el billete o la tarjeta de transporte anticipadamente. Por otro lado, se agiliza el pago al entrar al autobús, reduciendo el tiempo en cada parada y posibilitando una reducción de los tiempos de viajes. Todo ello para promocionar el uso del transporte público.

Asimismo, se reduce el dinero en metálico recaudado diariamente, facilitando las labores de liquidación. Actualmente, el pago en metálico supone el 7,47% de los viajes que anualmente se realizan en los autobuses de Dbus. Además, en el caso de personas procedentes de otros países, no necesitan disponer de moneda en curso, ya que pueden emplear sus propias tarjetas bancarias para pagar el viaje.

Lea la noticia completa aquí

 

Acceso miembros



Boletín de Noticias Mensual