Observatorio de la Movilidad Metropolitana (OMM)

Barcelona. – Entra en vigor la prohibición temporal del acceso de patinetes eléctricos al transporte público.

Desde febrero no se podrá acceder a los vehículos ni a las instalaciones de transporte público con patinete o monociclo eléctrico; sí se podrá acceder con bicicleta eléctrica.

Entra en vigor la prohibición temporal de seis meses del acceso de patinetes y monociclos eléctricos al transporte público, una decisión acordada por el Consejo de Administración de la Autoritat del Transport Metropolità (ATM) en su reunión de 19 de diciembre de 2022 como consecuencia de la explosión de un patinete eléctrico en un vagón de los Ferrocarriles de la Generalitat de Catalunya (FGC) el día 17 de noviembre de 2022. A raíz del incidente, la ATM instó a las administraciones titulares de los servicios y a los operadores de transporte público a que modificasen las condiciones generales de utilización de sus servicios de forma que incluyeran esa medida temporal.

De esta forma, la restricción se aplica a todos los transportes públicos que dependen de la Generalitat (Cercanías, FGC, buses interurbanos), del AMB (Metro y Bus Metropolitano) y al TRAM.  Se aplica tanto a los servicios diurnos como a los nocturnos. Asimismo, la prohibición también es adoptada por la ATM de Tarragona, la ATM de Lleida y la ATM de Girona. Sin embargo, la medida se limita solo a los servicios de transporte público regular y no afecta ni a los servicios de transporte escolar ni a los servicios discrecionales. Por lo que respecta a los operadores que dependan exclusivamente de los ayuntamientos, serán los mismos consistorios los que decidirán si adoptan la medida como titulares del servicio.

Se recuerda que la prohibición se aplica exclusivamente a patinetes y monociclos eléctricos, quedando permitido el acceso al transporte público a bicicletas eléctricas y otros vehículos de movilidad personal (VMP). En cuanto a los patinetes que pueden alcanzar velocidades de más de 25 km/h, no son considerados VMP sino ciclomotores, por lo que ya estaba prohibido su acceso al transporte público antes de la prohibición.

Para las personas usuarias que opten por aparcar su vehículo en torno a los accesos del transporte público se garantiza la presencia de aparcamientos en la gran mayoría de estaciones, habilitados también para patinetes eléctricos. En aquellas donde se ha detectado falta de plazas, existe el compromiso conjunto con las administraciones, los operadores y los ayuntamientos de, a corto plazo, habilitarlas, sea en formato Bicibox, Bicitancats o bien las llamadas «U invertidas» de hierro ancladas al suelo.

En este sentido, se impulsará la habilitación de plazas de aparcamiento de patinetes en las estaciones ferroviarias e intercambiadores de bus. A partir del 1 de febrero, la AMB, respondiendo a la llamada de la ATM, permite que los patinetes eléctricos y el resto de vehículos de movilidad personal (VMP) se puedan aparcar de forma segura en los módulos del Bicibox, el servicio metropolitano de aparcamiento seguro de bicicletas. 

En cuanto a los aparcamientos situados más allá de las máquinas de validación, no podrán ser utilizados por patinetes y monociclos, puesto que la prohibición en este período transitorio se aplica a todo el espacio comprendido a partir de la barrera tarifaria.

Fuente: Entra en vigor la prohibición temporal del acceso de patinetes eléctricos al transporte público (ATM Barcelona- Noticias).

Verificado por MonsterInsights