Observatorio de la Movilidad Metropolitana (OMM)

El Gobierno de Navarra permite el 100% de ocupación en las villavesas (autobuses urbanos comarcales)

Además, el horario del servicio nocturno vuelve a ser el de antes de la pandemia. La ocupación máxima de las villavesas pasa a ser del 100%. No obstante, para evitar aglomeraciones, la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona (MCP) seguirá poniendo a disposición del servicio todos los autobuses de refuerzo que sean necesarios en las horas punta de la mañana y mediodía en día laborables, así como en otros momentos en que se consideren necesarios.

A pesar de esta flexibilización, se mantendrán algunas medidas de seguridad como el uso de mascarilla por todas las personas ocupantes mayores de 6 años, que seguirá siendo obligatorio. Además, las villavesas continuarán disponiendo de dispensadores de gel hidroalcohólico a la entrada y salida, y se recordará a las personas usuarias la conveniencia de utilizarlo a la entrada y salida del autobús.

Por otra parte, al objeto de mejorar la circulación del aire en el interior del vehículo, se recomendará la apertura de todas las puertas del vehículo en las paradas. Con carácter general, permanecerán todas las ventanillas abiertas siempre que esto no imposibilite el correcto funcionamiento de los sistemas de climatización del vehículo.

Entre las modificaciones que entrarán en vigor está la del horario del servicio nocturno del Transporte Urbano Comarcal que, a partir de la noche del sábado 2 de octubre vuelve a ser el anterior a la pandemia. Es decir, noches de lunes a jueves y festivos finalizará el servicio en torno a las 00.00 horas. Las noches de los viernes, se ampliará hasta las 4:00 horas y, sábados y vísperas de festivo, hasta las 6:00 horas.

A lo largo de septiembre se efectuaron varias reuniones entre el Gobierno de Navarra y la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona para valorar la seguridad del Transporte Urbano Comarcal durante el COVID y, el resultado fue que en efecto es un espacio seguro. Se valoró positivamente el rendimiento de las medidas establecidas por Salud para el Transporte Urbano Comarcal el pasado mes de junio, siendo el balance del servicio durante el verano muy satisfactorio en cuanto al cumplimiento de aforos, así como del resto de medidas implantadas.

Además, hay que añadir las mediciones de niveles de CO2 que la MCP ha realizado a bordo de los autobuses y, que han obtenido valores inferiores a 800 ppm.

Más información:

Lea la noticia completa aquí

en_GB