Observatorio de la Movilidad Metropolitana (OMM)

La Mancomunidad de la Comarca de Pamplona (MCP) adelanta la compra de 20 autobuses eléctricos, diez de ellos para 2023.

Estos autobuses atenderán las líneas de la zona que en 2023 será de bajas emisiones. Ese es el objetivo de lo que se ha llamado Plan de Choque para la incorporación de autobuses eléctricos 2022-2024. El documento lo aprobó la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona, para optar a una convocatoria puesta en marcha por el Gobierno de España dentro del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia que se financia con fondos Next Generation. Los veinte autobuses se completarían con veinte puntos de carga lenta y adaptación de cocheras para el suministro.

La incorporación vehículos con cero emisiones, bien impulsados con gas natural o eléctricos, ya estaba recogido en los planes de la Mancomunidad desde 2014. Además, en colaboración con el Gobierno de Navarra se puso en marcha, de manera experimental, la primera línea 100% eléctrica (línea 9 que cubre con 6 autobuses el recorrido entre la estación de tren y el campus de la UPNA).

En junio, tras aprobar la estrategia de cambio climático y energía 2020-2030, se promovió el segundo plan. Allí ya se recogía la renovación de la flota a partir de 2022 con autobuses neutros en carbono y calificación 0 o ECO. Una parte de los autobuses, hasta alcanzar los 2/3, serían de propulsión mediante gas natural. La renovación del tercio restante de los vehículos se llevaría a cabo mediante autobuses de propulsión 100% eléctricos con garantía de origen renovable.

Precisamente la línea de subvenciones del Ministerio de Transportes y Medio Urbano ha permitido “acelerar” esta fórmula. Las ayudas previstas serían de 200.000 euros por autobús eléctrico, lo que supone un precio final para la Mancomunidad similar a un vehículo de gasoil. La compra correría a cargo de la empresa concesionaria del servicio de transporte.

La máxima subvención a la que aspira Mancomunidad para esta compra es de 4,9 millones (20 euros por habitante de municipios de más de 20.000 que tengan aprobado un plan de movilidad sostenible).

El Plan de choque de Autobuses Eléctricos augura un cambio en la fotografía de la flota de autobuses que cubren el servicio de Transporte Urbano Comarcal (TUC). De completarse esta iniciativa, en diciembre de 2024, se estima que un 21% de los Autobuses de la Flota Ordinaria serán eléctricos y “Cero Emisiones”. También se prevé que un 41% de los autobuses de la Flota Ordinaria cumplirán simultáneamente los requisitos básicos de “Vehículo Limpio” y de Neutralidad en Carbono (un 33% de la flota total). Por último, calculan que el 94% de los autobuses de la Flota ordinaria se accionarán con Tecnologías Alternativas al gasoil (un 75% de la flota total).

Más información:

Lea la noticia completa aquí

en_GB