Observatorio de la Movilidad Metropolitana (OMM)

Málaga. – Nueva línea a la demanda en Alhaurín el Grande y el Hospital del Guadalhorce.

El Consorcio de Transporte Metropolitano del Área de Málaga (CTMAM) ofrece ya tres rutas de este tipo, que dan servicio a más de 96.000 personas.

El Consorcio de Transporte Metropolitano del Área de Málaga (CTMAM) puso en marcha el pasado 18 de octubre una nueva línea de transporte a la demanda, la M-159, entre Alhaurín el Grande-Villafranco del Guadalhorce-Hospital Valle del Guadalhorce.

Al acto de inicio del nuevo servicio, que ha tenido lugar en la estación de autobuses de Alhaurín el Grande, han asistido el director general de Movilidad y Transporte de la Consejería de Fomento, Articulación del Territorio y Vivienda, Felipe Arias Palma, la delegada territorial de la Consejería en Málaga, Carmen Casero, el director gerente del CTMAM, Javier Berlanga, y la alcaldesa de este municipio, Toñi Ledesma.

Con el servicio de transporte a la demanda, el usuario decide cuándo y desde qué parada acceder a esta línea de autobús, que ofrece comunicación a los vecinos de Alhaurín el Grande y a aquellos usuarios que deseen trasbordar a esta línea desde otras con el Hospital del Valle del Guadalhorce y con Villafranco del Guadalhorce.

El transporte a la demanda supone que, en lugar de prestarse servicio con horas fijas de paso por las paradas, el usuario, descargándose la aplicación Shotl o llamando al teléfono, solicitará al autobús que lo recoja en una de las paradas de la línea M-159 e informará de cuál es su parada de destino.

Con esta información, el autobús llegará a la parada solicitada, recogerá al viajero y realizará el trayecto, conforme a las peticiones de los viajeros, buscando el recorrido más rápido para llevarlos a su destino. De esta forma, no existen horarios fijos de paso, sino un periodo de tiempo en el que el servicio está disponible, que en este caso será desde las 8:00 hasta las 13:30 horas, de lunes a viernes laborables.

El transporte a la demanda es una mejora respecto a la situación previa porque ofrece flexibilidad, ahorro de tiempo, comodidad y calidad. En cuanto a la flexibilidad, el cliente puede solicitar el servicio a la hora que desee, dentro de la franja horaria operativa. Los viajes serán más cortos porque el sistema buscará la ruta más rápida para ir de la parada de origen a la parada de destino. De no existir solicitudes de viajes intermedias, no será necesario recorrer todas las paradas antes de llegar al destino.

Por otro lado, se tendrá información permanente y en tiempo real de la hora estimada de recogida y llegada al destino. Igualmente, pese a que se trata de un servicio de transporte totalmente personalizado y ajustado a las necesidades del usuario, se conservan las tarifas del marco tarifario del transporte público.

Por último, también aporta ventajas medioambientales, dado que el autobús sólo se desplaza si hay viajeros que lo requieran, lo que supone que se ahorrarán emisiones a la atmósfera al evitarse circular sin pasajeros.

Fuente: Nueva línea a la demanda en Alhaurín el Grande y el Hospital del Guadalhorce (CTMAM – Noticias).

en_GB