Observatorio de la Movilidad Metropolitana (OMM)

La EMT de Valencia plantea catorce grandes proyectos de modernización de la empresa valorados en 280 millones de euros

4_2021_05_OMM_Valencia-EMT_180-91

La Empresa Municipal de Transportes solicita el apoyo del Estado para financiar los primeros cuatro carriles bus-VAO, la sensorización de los buses o los aparcamientos disuasorios.

La Empresa Municipal de Transportes de València (EMT) solicita el apoyo del Ministerio de Transporte para financiar las grandes líneas del Plan Estratégico de la empresa para los próximos años. Entre las innovaciones previstas está la construcción de cuatro carriles bus-VAO, la habilitación de aparcamientos disuasorios o la renovación de la flota.

La EMT explica que llevar a cabo estas propuestas en clave metropolitana solo serán posibles si el gobierno central destina recursos. En total, las cinco grandes líneas estratégicas previstas por la EMT tienen un coste de 280 millones de euros y han sido planteadas al Ministerio de Transporte en el marco de su Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

La medida más novedosa es la construcción de los cuatro primeros carriles bus-VAO de los que dispondría València. El Ayuntamiento plantea cuatro en las avenidas de acceso a la ciudad más congestionadas, en concreto en la avenida de Cataluña, avenida del Cid-A-3, la pista de Silla y la pista de Ademuz. Desde la EMT afirman que cada día entran en València de 70.000 a 120.000 coches diarios por esas vías y, que el 73% del transporte metropolitano que accede a València lo hace en automóvil privado. El presidente de la EMT, Giuseppe Grezzi, afirma que el Ayuntamiento “tiene una vocación metropolitana pero necesitamos inversiones del Estado porque solo los carriles VAO tendrían un coste de 96 millones de euros”.

En este sentido, el Plan Estratégico también prevé la creación de un aparcamiento disuasorio en el Palacio de Congresos con autobús lanzadera hacia el interior de la ciudad, la sensorización de los vehículos, la digitalización de la infraestructura de pago, la renovación progresiva de la flota y la instalación de puntos de recarga rápidos para vehículos eléctricos como los que ya existen en el Cabanyal-Canyamelar y los ocho previstos en toda la ciudad a lo largo de este año.

Por otro lado, el próximo Consejo de Administración de la EMT aprobará en la próxima reunión una reestructuración del Comité de Dirección de la empresa, que pasará de ocho a seis áreas. La gerente de la Empresa Municipal de Transporte, Marta Serrano, ha explicado que “la propuesta es crear un comité de dirección más ágil y eficiente reduciéndolo en un 25% y creando una área de movilidad, que integrará también los nuevos modelos de gestión, como por ejemplo la gestión del aparcamiento del Mercado Central o del aparcamiento de la plaza de la Reina”.

Más información:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

es_ES