Observatorio de la Movilidad Metropolitana (OMM)

El nuevo servicio de transporte público por carretera de Mallorca empezó con el nuevo año

<

2_2021_01_OMM_MallorcaBuses_180_91

“Se incorpora además un sistema de puntos que premia a los usuarios habituales, porque hace que cuanto más viajen más ahorren”.

El nuevo TIB aumenta la calidad del servicio, con un incremento de frecuencias y mejores conexiones en la totalidad de la red. Se crean así algunos itinerarios más directos para ahorrar tiempos de recorrido.
Una de las mejoras destacables de las zonas operadas por la empresa Sagalés Caldentey es la creación de dos líneas troncales de alta capacidad y frecuencia que conectan el Llevant y el Migjorn con Palma. Un buen ejemplo de la reducción del tiempo de trayecto es el caso de los usuarios que viajan desde Llucmajor y Campos hacia Palma. Ahora ya no pasan nunca por S’Arenal para llegar a Palma, lo que significa un ahorro entre 10 y 15 minutos.
Los municipios del Llevant ―Capdepera, Artà, Son Servera, Sant Llorenç y Manacor― tendrán servicios cada hora de los días laborables. También los municipios del Migjorn ―Santanyí, Ses Salines y Felanitx― tienen más frecuencias para ir tanto a Palma como a Manacor.
La nueva red estrena también nueva flota con vehículos más sostenibles. Un total de 223 buses nuevos, de los cuales 198 son de gas natural comprimido y 18 de propulsión eléctrica. Sólo 7 buses, un 3 % de la flota, se mueven con diésel.
Además, se incrementa la capacidad de los buses: se pasa de buses de 12 m a vehículos de 15 m y 18 m en las líneas de más demanda. Y el 68,6 % de la nueva flota TIB son buses de piso bajo (en la 1.ª puerta y en la 2.ª puerta) para facilitar el acceso al interior del bus.
Está previsto reforzar, en breve, la señalización interior con pantallas y megafonía. Las personas con discapacidad visual o auditiva podrán estar informadas de las próximas paradas durante el recorrido y de las informaciones relevantes del servicio.
Con el nuevo servicio también se implanta un nuevo sistema tarifario en toda la red TIB (bus, tren y metro). Un cambio fundamental es que la tarjeta intermodal ahora es un monedero y desaparecen así los abonos. Las tarifas del nuevo sistema monedero se calculan en función del número de saltos del trayecto y también del perfil social del usuario (joven, pensionista, miembro de familia numerosa, etc.).
La tarjeta sólo necesita un saldo que se puede cargar en línea en la web del TIB, dentro de los buses y a través de las máquinas de autoventa de las estaciones de tren y metro. Se incorpora además un sistema de puntos que premia a los usuarios habituales, porque hace que cuanto más viajen más ahorren. En todos los buses del TIB ahora hay que cancelar la tarjeta tanto al subir como al bajar del bus.
Además también se introduce la tarjeta bancaria como método de validación en toda la red, con descuentos para grupos de hasta cinco personas. Y en breve se podrá comprar el billete en línea.
Desde el 10 de diciembre y hasta el 17 de enero un equipo de informadores comunica a los usuarios, a pie de parada y dentro de los buses, los cambios y las mejoras en sus líneas.

Más información:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

es_ES