Observatorio de la Movilidad Metropolitana (OMM)

Empiezan las obras de la futura cochera de buses TIB en la zona de Alcúdia – Mallorca

0720_Cochera_Alcudia_opt

Es una de las seis cocheras del nuevo sistema de transporte público por carretera.

El consejero de Movilidad y Vivienda, Marc Pons; la alcaldesa de Alcúdia, Bàrbara Rebassa; el director general de Movilidad y Transporte Terrestre, Jaume Mateu y el director gerente del Consorcio de Transportes de Mallorca, Maarten Johannes Van Bemmelen, pusieron la primera piedra de la futura cochera de la nueva flota de buses TIB de Alcúdia. En el acto también ha participado el presidente del Grupo Ruiz, Gregorio Ruiz, grupo empresarial que gestionará la nueva concesión del transporte público interurbano de la zona Norte (Lote 2) y propietario de la nueva cochera, una de las 6 con las que contará la nueva red de transporte público para cubrir la logística de todo el servicio.

El consejero calificó el acto como un paso hacia la recuperación de la normalidad y destacó que se trata de una obra importantísima porque forma parte del proyecto estratégico de cambio de modelo de transporte público para la próxima década.

Pons afirmó que la situación provocada por el Covid-19 obligó a replantear la metodología de trabajo, pero aseguró que todas las partes implicadas -desde las administraciones a las empresas concesionarias y subcontratadas- hicieron un gran esfuerzo para seguir trabajando, de forma que se pudo avanzar, haciendo posible, por ejemplo, el inicio de las obras del edificio de las cocheras de Alcúdia.

El consejero explicó también que ya se están fabricando los nuevos buses y que en julio, ya se dispondrá de algunas unidades que funcionarán en pruebas. Pons resaltó que la nueva flota de transporte público por carretera contará con 223 buses nuevos, que se moverán con energías sostenibles “Dejamos a un lado el transporte con combustibles fósiles y apostamos por la energía eléctrica y el gas natural.

Igualmente, el consejero añadió que el nuevo sistema de transporte público implica, además de la nueva flota, toda una logística en infraestructuras -como el edificio que hoy se ha empezado a construir- y un nuevo sistema tarifario que permitirá, entre otras ventajas, el pago con tarjeta bancaria.

La obra iniciada está ubicada en el polígono Ca na Lloreta e incluye la construcción de una cochera con capacidad para alojar 58 autobuses, un taller con cuatro líneas de trabajo, dos surtidores de carga rápida de gas natural comprimido, un sistema de captación solar fotovoltaica y un túnel de lavado con reutilización de agua.  Además, también se construirá un edificio que acogerá el centro de control de tráfico, un office, vestuarios de personal, una sala de recaudación, diferentes despachos y una sala de reuniones. Habrá entre quince y veinte lugares de trabajo para personal administrativo y talleres.

El presupuesto del proyecto es de 914.474,16 euros (IVA excluido).

La nueva infraestructura es una de las obras previstas en el contrato de la nueva concesión del servicio de transporte público de la zona Norte (lote 2) que gestionará el Grupo Ruiz. El servicio de esta zona se incrementará en un 49,3% respecto el servicio actual. Algunas de las mejoras serán, por ejemplo, el incremento de frecuencias de algunas líneas, como la que conecta Palma con Platja de Muro o Palma con Port de Pollença; y también la creación de nuevas conexiones como la línea que une Muro y Sa Pobla con la bahía de Alcúdia. Todo el servicio de la zona Norte se hará con 73 buses nuevos de Gas natural comprimido, con 9 buses 100% eléctricos y con cinco minibuses diésel.

Lea la noticia completa aquí

Leave a Comment

Your email address will not be published.

en_GB