Observatorio de la Movilidad Metropolitana (OMM)

Barcelona. – El transporte público metropolitano ha invertido más de 45 millones de euros en medidas anti-COVID

11_2021_03_OMM_Barcelona_180-91

Bajo la premisa «El transporte público es la alternativa más segura de moverse en Barcelona», La Vanguardia organizó un encuentro virtual con la participación de Pere Torres, director de la ATM.

Hace casi un año se declaró el estado de alarma por la pandemia de COVID-19 y, desde el primer momento, todas las administraciones competentes y operadores de transporte público se coordinaron a través de la Autoritat del Transport Metropolità (ATM) para dar una respuesta homogénea en cuanto a la adopción de medidas de protección y la prestación del servicio.

En el marco del debate «El transporte público es la alternativa más segura de moverse en Barcelona» que promovió La Vanguardia el pasado 12 de febrero, Pere Torres, director general de la ATM, explicó que el 12 de marzo de 2020 se creó un comité de emergencia específico, un grupo de coordinación formado por la ATM, las administraciones consorciadas y los operadores de transporte público. En absoluta coordinación con el Departamento de Salud y los Mossos d’Esquadra, se ha trabajado activamente para definir, primero, y cumplir, después, las medidas y condiciones de servicio del transporte público.

Pere Torres afirmó que durante el año 2020 se hizo un esfuerzo muy riguroso para reducir el riesgo de contagio, puesto que se invirtieron 45 millones de euros extra en medidas anti-COVID. Además, se mantuvo la oferta, a pesar de la gran reducción de la demanda, para evitar aglomeraciones y mejorar el confort de las personas usuarias.

Por otro lado, el director de la ATM atribuyó la caída de la demanda a las restricciones de movilidad, la bajada de la actividad económica y la consecuente reducción del número de desplazamientos, y admitió, también, una parte de prevención en el momento de utilizar el transporte público. Por ello, dijo que es necesario dar información creíble y transparente sobre el bajo riesgo relativo de contagio que implica moverse en metro, tren, autobús o tranvía.

Todos los ponentes participantes en el encuentro concluyeron que, gracias a los protocolos seguidos y a la aplicación de medidas de prevención, la red se sitúa como servicio esencial para nuestra sociedad y como sistema seguro para moverse, tanto en cuanto a las personas como a la salud del planeta.

En el debate participaron como invitados del debate, Rosa Alarcón, presidenta de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) y regidora de Movilidad del Ayuntamiento de Barcelona; Ricard Font, presidente de Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC); Isaías Táboas, presidente de Renfe; Dolors Clavell, vicepresidenta de la Asociación para la Promoción del Transporte Público, y el doctor Antoni Trilla, jefe de servicio de Medicina Preventiva y Epidemiología del Hospital Clínico de Barcelona.

Más información:

Lea la noticia completa aquí

Leave a Comment

Your email address will not be published.

en_GB