Observatorio de la Movilidad Metropolitana (OMM)

Este verano se podrá pagar con tarjeta de crédito en los autobuses de la EMT de Madrid.

1903_emtmadrid

La innovación ya es realidad en la línea al aeropuerto y más adelante permitirá combinar bus, Bicimad, Teleférico y aparcamiento con descuentos.

Hasta ahora, para comprar un billete sencillo de autobús urbano había que tener a mano cinco euros o menos (cambio máximo permitido). Pero a partir del verano los autobuses de la Empresa Municipal de Transportes de Madrid (EMT) se podrán pagar con tarjeta de crédito, sin necesidad de adquirir ningún tipo de tarjeta de transporte. La innovación, que ya se puede usar en la línea Exprés Aeropuerto (la más usada por quienes visitan la ciudad), llegará en menos de seis meses a las 212 líneas de buses urbanos, y antes de final de año se implantará también en los otros servicios de la EMT: Bicimad, Teleférico, aparcamientos municipales y grúa. Cuando esto ocurra, la empresa pública pondrá en marcha tarifas que combinen billetes (por ejemplo, de autobús y Bicimad, o de Bicimad y aparcamiento) a un precio más barato que el de dos billetes por separadao.

«Este proyecto nos va a permitir revolucionar la forma de pago en el autobús, ya que se podrá comprar el billete con la tarjeta bancaria o incluso con el móvil», explicó el pasado 19 de febrero Álvaro Fernández Heredia, gerente de la EMT. «Con esta iniciativa Madrid se pone a la vanguardia de las ciudades de Europa», ha dicho por su parte Inés Sabanés, delegada de Medio Ambiente y Movilidad municipal. «Defender la transformación, la viabilidad y modernidad e inteligencia del transporte público es una forma muy importante de transformar esas ciudades. Y frente a crispar, como hacen otros, creo que lo más importante es hacer», ha añadido, tras señalar que esta iniciativa va a «facilitar la vida» de los madrileños.

Así, cualquier persona que llegue al aeropuerto de Barajas y decida desplazarse al centro de la capital en la Línea Exprés Aeropuerto (que enlaza con Cibeles y Atocha) no necesita ya obtener ningún título de transporte, sino que puede pagar su billete con la tarjeta de crédito. También se puede pagar con el teléfono móvil si se dispone de alguna aplicación para pagar con el mismo. En metro, en cambio, es necesario sacar primero una tarjeta Multi (que cuesta 2,5 euros) y luego un título de transporte (de uno o diez viajes). La complejidad del sistema del suburbano ha creado colas en las dos estaciones del aeropuerto y ha levantado críticas como la del ministro de Ciencia, Pedro Duque.

Más adelante, la EMT extenderá esta forma de pago a todos sus servicios: las bicicletas de BiciMad, los 12 aparcamientos de rotación, el servicio de retirada de vehículos (la grúa) y el Teleférico de Madrid. Además, la intención es introducir un sistema post-pago de sus servicios: el viajero podrá usar los servicios que quiera y luego el sistema calculará la tarifa más ventajosa para el usuario y le aplicará los descuentos que se propongan (por ejemplo, si gasta varios sencillos de autobús le podría aplicar la tarifa de diez viajes, o si coge bus y Bicimad probablemente habrá una tarifa más barata que la suma de ambos). Este método de pago, denominado Pay as you go (pago sobre la marcha), es similar al que aplica la tarjeta Oyster de Londres.

Lea la noticia completa aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

es_ES