Observatorio de la Movilidad Metropolitana (OMM)

Un proyecto europeo que se prueba en Bilbao mejorará la carga y descarga de mercancías en la ciudad

1701_euskadi_movilidadBilbao es una de las siete ciudades europeas pioneras en la puesta en marcha de estas pruebas innovadoras en sistemas de optimización logística. El proyecto busca identificar, desarrollar y probar nuevas medidas que contribuyan a mejorar la carga y descarga en la ciudad.

Las ventajas de la puesta en marcha de nuevas soluciones en el ámbito de la logística urbana repercuten en primer término en los propios usuarios: los transportistas y sus empresas, así como los comerciantes. Pero además, según explicó Alfonso Gil, Teniente de Alcalde y Concejal Delegado de Circulación, Transportes y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Bilbao, de cara a la propia ciudad, “una mejor gestión de la carga y descarga contribuye a la reducción de atascos y de los inconvenientes que acarrean: contaminación acústica, pérdidas en la calidad del aire, descensos de productividad… con los efectos de todo ello sobre la salud, el bienestar, el medioambiente y la economía”.

El proyecto, que ya se estaba probando en Bilbao en un grupo experimental y que se abría el 15 de diciembre a todos los comerciantes y transportistas interesados, se desarrolla en el área comprendida entre la Alameda de Urquijo y la calle Licenciado Poza, desde General Concha hasta Gregorio de la Revilla. Se incluyen, por tanto, en las pruebas un total de 11 zonas de carga y descarga que dan servicio aproximadamente a 250 comercios, con un uso medio de unos 265 vehículos diarios.

En cuanto a la participación y mecánica del proyecto, cualquier vehículo de transporte de mercancías que utilice la zona puede sumarse a la iniciativa. Para ello, debe solicitar su inscripción en la prueba al Clúster de Movilidad y Logística (infocogistics@mlcluster.com o 945 108088) y descargar una aplicación móvil que le permitirá conocer en tiempo real las plazas libres más cercanas. Al llegar a ellas, escaneando el código que se ha colocado en las señales de estacionamiento, el transportista validará su aparcamiento, obteniendo directamente una ampliación del tiempo disponible y, además, controlando en todo momento desde su dispositivo móvil el tiempo de estacionamiento restante.

Con esta prueba se pretende no sólo acceder con seguridad a plazas de reparto libres, agilizando la distribución, sino mejorar su gestión. Se espera que de un uso más eficiente de las 11 zonas en estudio se derive una optimización de los procesos de reparto, con una mayor satisfacción tanto de las necesidades de los transportistas como de los comerciantes, y contribuyendo a una mejora del tráfico rodado en la zona. Asimismo, se espera recoger nuevos indicadores que proporcionen información para posteriores actuaciones.

Lea la noticia completa aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

es_ES