Observatorio de la Movilidad Metropolitana (OMM)

Bilbao. – El Ayuntamiento de Bilbao implanta una medida para evitar que los coches aparquen en las paradas de bus.

Dos vehículos eléctricos, equipados con un sistema automático de lectura de matrículas, recorrerán las calles con el fin de erradicar esta costumbre.

El Ayuntamiento implanta una nueva medida con la intención de erradicar esta costumbre tan extendida que genera un gran trastorno en la puntualidad y calidad del servicio, y generan problemas de accesibilidad a las personas con movilidad reducida.

Dos vehículos eléctricos de la empresa operadora del servicio de Bilbobus, equipados con un sistema automático de lectura de matrículas, recorren desde el 30 de enero los carriles de circulación y paradas (540) reservadas para el transporte público. Los coches se encargarán de vigilar que las paradas estén libres y sancionarán a los que la utilicen como aparcamiento.

Su misión es, además de identificar a los vehículos privados que estacionen en estos lugares, registrar su matrícula, la fecha y la hora de la infracción. Esta información se facilitará junto a una fotografía a la Policía Municipal de la capital vizcaína, que será la que aplique la multa correspondiente

Esta actuación está amparada por la Ley de Tráfico (Artículo 76.d) que tipifica como infracción grave parar o estacionar en los carriles bus y lo sanciona con 200 euros de multa. Se trata de una solución similar a la empleada actualmente por la policía municipal de Bilbao para el control de infracciones de parada o estacionamiento en doble fila, así como la empleada para la vigilancia del estacionamiento regulado OTA.

La concejala de Movilidad y Sostenibilidad, Nora Abete, ha explicado que la operativa de vigilancia de ocupación indebida de carril y parada de bus se desempeña de modo similar en otras ciudades, y se considera fundamental para garantizar la frecuencia y regularidad de los autobuses.

«De hecho, la ocupación de los carriles y paradas es una de las circunstancias que más afecta directamente a la velocidad comercial del servicio, tal y como se recoge en nuestro Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS), y dificulta la accesibilidad por la imposibilidad de acercar los autobuses a las paradas», añade.

Fuente: El Ayuntamiento de Bilbao implanta una medida para evitar que los coches aparquen en las paradas de bus (El Confindencial).

Verificado por MonsterInsights