Observatorio de la Movilidad Metropolitana (OMM)

Pamplona. -El Transporte Urbano Comarcal registró en 2020 una caída del 42,6% en el número de viajes

10_2021_03_OMM_Pamplona_180-91

La crisis de la pandemia ha supuesto un descenso de 17,3 millones de viajes respecto a los 40,6 millones de 2019.

El Transporte Urbano Comarcal registró el año pasado 23.321.299 viajes, lo que supuso una caída del 42,61% con respecto al máximo histórico registrado en 2019 cuando se superaron los 40 millones de viajes. Este gran descenso se debió a los efectos de la pandemia y a las restricciones de aforo dispuestas en el servicio de transporte.

Cabe destacar que durante los dos primeros meses del año 2020 se mantuvo la tendencia creciente experimentada desde 2015. A partir de marzo, con el establecimiento del confinamiento domiciliario, comenzó una notable bajada del número de personas viajeras que llegó a superar el 90% durante el mes de abril. Desde entonces, la recuperación está siendo muy paulatina, alcanzando su máximo en el mes de septiembre. Sin embargo, a partir de octubre, con la segunda onda de contagios y el nuevo estado de alarma, se volvió a reducir la demanda, aunque lejos del efecto del primer confinamiento.

Si durante el año 2020 el servicio de transporte diurno registró un relevante descenso en el número de viajes (42,06%), aún mayor fue la bajada en el servicio nocturno (69,12%) que desde marzo sufrió una importante reducción del servicio y que dejó de ser prestado desde el 3 de abril hasta el 22 de junio.

El dato provisional de ingresos por tarifas netos (sin IVA) abonados por los usuarios durante 2020 suma un total de 10.239.860,45 euros, lo que supone un descenso del 46,29% respecto al año anterior. Como resultado, se han perdido 8,8 millones de euros de ingresos tarifarios con relación a los 19,1 millones de euros que se recaudaron en 2019, con los problemas para la financiación del servicio que esto supone.

Con relación a las tarifas del TUC y los efectos de la crisis del COVID-19, la Mancomunidad aprobó una compensación mediante viajes gratuitos a las personas con abonos temporales del Transporte Urbano Comarcal que resultaron afectados por la declaración del primer estado de alarma en el mes de marzo. Esta compensación se aplicaba a los abonos temporales que fueron adquiridos hasta el día 14 de marzo inclusive –día de la declaración del estado de alarma- y que no habían han sido utilizados desde esa fecha. La compensación de los días no utilizados por las personas usuarias de los abonos se realizaba mediante la recarga automática de viajes gratuitos en el monedero de la tarjeta de transporte. Esta medida beneficiaba a 7.172 titulares de abonos temporales afectados, a los que se les entregarían 188.107 viajes gratuitos equivalentes. La recarga automática de los viajes se realizó desde el final del estado de alarma en el mes de junio hasta el día 30 de septiembre. En este periodo, se compensaron finalmente 6.245 abonos (el 87,07% del total), lo que supuso 165.320 viajes, de los que se consumieron 126.061 en 2020 (un 76,25%).

Más información:

Lea la noticia completa aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

es_ES