Observatorio de la Movilidad Metropolitana (OMM)

Zaragoza presenta el IE TRAM, el modelo de bus eléctrico que recorrerá sus calles a partir de finales del año próximo.

Se trata de un autobús cero emisiones desarrollado por Irizar e-mobility con una estética muy diferenciada de los modelos habituales.

El Ayuntamiento de Zaragoza presentó el pasado 18 de Junio el nuevo modelo de autobús eléctrico en el que se basará la renovación de su flota a partir de finales del próximo año. Se trata del IE TRAM, un autobús de líneas futuristas desarrollado por Irizar e-mobility con el que, además de evidenciar el cambio a una tecnología «cero emisiones», se dará un giro en el aspecto estético de los autobuses urbanos de Zaragoza. Prestará servicio principalmente en la línea 23, con capacidad para operar con autobuses dobles.

El Gobierno de Zaragoza tomó recientemente la decisión de que todos los autobuses urbanos que a partir de ahora se incorporen al servicio en Zaragoza, deberán ser eléctricos. Actualmente la ciudad dispone de 4 buses de estas características («cero emisiones») y de 111 unidades híbridas. El resto, hasta 352, son diésel.

Para llevar a cabo este objetivo, el Gobierno de Zaragoza aprobó el miércoles 16 de Junio una modificación contractual con la empresa Avanza que hará posible la incorporación de 68 nuevos autobuses eléctricos al servicio. Se incorporarán progresivamente al servicio a partir del último semestre del año próximo.

El Irizar IE TRAM es un autobús 100% eléctrico cero emisiones con atributos estéticos de tranvía que combina la gran capacidad, la facilidad de acceso y la circulación interior de un tranvía con la flexibilidad de un autobús urbano. Este modelo se desarrolla en versiones desde 12 hasta 18 metros (articulado), con una capacidad máxima de 145 personas. Sus baterías están desarrolladas y fabricadas por Irizar de Litio-Ion.

Aunque los autobuses eléctricos tienen un precio inicial más alto que uno híbrido, su coste de operación es menor, ya que tienen un menor consumo de energía neta. Además, su mantenimiento es más sencillo. Se trata, además, de vehículos más cómodos y silenciosos.

Para llevar a cabo esta «revolución eléctrica» en la red de bus urbano será necesario realizar importantes trabajos previos de adaptación en las cocheras municipales. En este sentido, ya se está trabajando en el diseño y realización de una conexión con la subestación eléctrica transformadora (SET) de Torre Olivera, de Endesa Distribución, desde donde se llevará una línea de alta tensión. A su vez, será necesario instalar una red interior de distribución en media tensión y sus correspondientes transformadores para los cargadores individuales.

Más información:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

es_ES