Observatorio de la Movilidad Metropolitana (OMM)

Valencia. – La Universitat Politècnica (UPV) participa en un proyecto europeo que acerca el uso de drones para el reparto de mercancías y el transporte de personas.

4_UPM-drones_2_180-91

Se están realizando pruebas en la ciudad de Benidorm (España), ya que sus altos edificios ofrecen condiciones óptimas para emular las densas zonas urbanas en las que se espera que se desplieguen los servicios de movilidad aérea urbana.

La Universitat Politècnica de València (UPV) es uno de los socios de DELOREAN, un proyecto de la GSA – Agencia Europea del Sistema Global de Navegación por Satélite -, que busca sentar las bases para el transporte aéreo del futuro, con los drones como principales protagonistas. El proyecto, coordinado por Pildo Labs, tiene como principal objetivo contribuir a acercar a toda la sociedad el uso de drones en entornos urbanos complejos, tales como el transporte de personas — los llamados taxis aéreos — así como para el reparto de paquetes o mercancías.

Los dos pilares principales de DELOREAN son la movilidad y el reparto aéreos en zona urbana — Urban Air Mobility (UAM) y Urban Air Delivery (UAD) —. “Combinar los medios de transporte convencionales con los drones no solo es factible, sino que es la forma de avanzar hacia ciudades más sostenibles y amigables, es la alternativa idónea a la congestión del tráfico. Los drones harán posible el transporte de mercancías y personas de forma rápida, económica, sin contacto y libre de emisiones de gases de efecto invernadero”, destaca Israel Quintanilla, profesor de Ingeniería Aeroespacial de la Universitat Politècnica de València y presidente de COSIDANT (Comisión de Sistemas de Aeronaves no Tripuladas, Drones).

«Se ha definido una red de rutas en lo que hemos denominado Laboratorio de Movilidad Aérea Urbana Galileo», dice Santiago Soley, director general de PildoLabs. Soley añade que el vuelo sobre las ciudades debe basarse en sistemas muy robustos y resistentes. “Los vuelos y los datos recogidos durante las pruebas ayudarán a demostrar cómo Galileo y EGNOS pueden contribuir a ello», apunta.

Mientras, Miguel Ángel Vilaplana responsable de AirBus en el proyecto DELOREAN, incide en que “el cielo urbano aún está inexplorado y, a medida que la tecnología avanza y se van desarrollando los marcos regulatorios, los servicios de reparto y transporte aéreo urbano con drones se convertirán en una realidad que podría brindar esos servicios de entrega no solo más rápidos, sino más limpios”. Y en ello trabajan todos los socios de este ambicioso proyecto, entre los que se encuentra también Correos, referente nacional en los ámbitos de la logística y reparto de mercancías.

Más información:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

es_ES