Observatorio de la Movilidad Metropolitana (OMM)

Movilidad y teletrabajo: retos y oportunidades.

6_2021_07_OMM_CCOO-movilidad-teletrabajo_180-91

Artículo de la revista de salud laboral de ISTAS-CCOO. Una reflexión sobre la movilidad al trabajo y, la relación existente entre teletrabajar y un modelo de movilidad al trabajo más sostenible.

La movilidad al trabajo es el primer motivo por el que nos desplazamos cotidianamente en España y es en esta movilidad cuando más se utiliza el vehículo privado con motor de combustión. Asimismo, es cuando se hacen los desplazamientos cotidianos más largos con todos los impactos ambientales, sociales y económicos que conlleva este modelo de movilidad predominante. En consecuencia, el objetivo debe ser disminuir estos desplazamientos para que se reduzcan los efectos negativos que genera este modelo de movilidad al trabajo. Por ello, la implantación del teletrabajo puede favorecer una movilidad más sostenible.

Algunas empresas o administraciones públicas lo han incorporado como modalidad organizativa, o pretenden hacerlo, esgrimiendo, como uno de los argumentos principales la disminución del tiempo dedicado a los desplazamientos, en beneficio de la conciliación de la vida laboral y personal, pero también por los beneficios ambientales, sociales y económicos que puede acarrear en relación con la disminución de la movilidad.

Sin embargo, uno de los impactos negativos más evidentes del desplazamiento al trabajo es la elevada tasa de accidentalidad, que conlleva que los accidentes in itinere se hayan convertido en una de las primeras causas de accidentes laborales. Son alrededor del 10% del total de accidentes y el 20% de los accidentes mortales y no han parado de crecer en los últimos años.

Pero, cuánto y cómo nos movemos al trabajo. En el Informe del Observatorio de Movilidad Metropolitana (OMM), realizado en 2019 por el Centro de Investigación del Transporte (TRANSyT) de la UPM, atendiendo al área metropolitana de 20 capitales de provincia españolas muestra que en todas ellas se da un predominio del uso del vehículo privado para desplazarse al trabajo y que supone de media el 63% de todos los desplazamientos. Para hacer una comparativa, basta indicar que en los viajes por motivos distintos del trabajo el peso del coche se reduce a un 37%, casi a la mitad, en favor de los modos a pie y en bicicleta, que alcanzan de media el 51% de todos los viajes.

Para observar los intervalos del tiempo utilizado para ir y volver al trabajo, nos referiremos al caso de los trabajadores de la ciudad de Zaragoza (la única encuesta de España específica y más completa de movilidad al trabajo de un ámbito metropolitano). Según esta encuesta, en el 9% de los casos se supera la hora y veinte minutos, yendo y volviendo al trabajo. Para este 9%, en el hipotético caso de hacer teletrabajo de forma regular 3 días a la semana, el ahorro sería alrededor de 16 horas al mes en desplazamientos. Lo equivalente a dos jornadas laborales de 8 horas y, aproximadamente, a 22 jornadas laborales al año. Es decir, la diferencia está en que, si no teletrabajamos durante 3 días a la semana, es como si trabajáramos un mes más al año.

¿Teletrabajar sirve para ahorrar en la factura del transporte? Se toma como base para el cálculo la Encuesta sobre Movilidad al trabajo de personas residentes en Zaragoza realizada por CCOO de Aragón e ISTAS en 2016. Se considera 12 kilómetros como distancia media recorrida por las personas trabajadoras de Zaragoza en coche, entre el lugar de residencia y el trabajo y, cuando el desplazamiento es en coche se estima un gasto directo de 0,45€ por kilómetro. Es una cifra aproximada para tener una referencia, pues hay cierta disparidad en el importe que proponen distintas fuentes y evidentemente, también depende de las características del vehículo y entre otras variables. El importe incluye el coste imputable del consumo de carburante, las revisiones, las reparaciones, el desgaste de ruedas, los impuestos, el seguro, etc. Tomando esta cifra, el resultado puede alcanzar los 216€ de gasto mensual y 2.376€ al año. Si en este caso se realizaran 3 días semanales de teletrabajo podemos calcular un ahorro económico de unos 130€ al mes y de unos 1.430 € al año como media.

En conclusión, se puede afirmar que a más kilómetros y más tiempo invertido en los desplazamientos al trabajo más consumo de energía, más contaminación atmosférica y acústica, más emisiones de CO2, más riesgo de sufrir un accidente de tráfico, más congestión y más coste del transporte. A lo que hay que añadir menos tiempo para dedicar al trabajo doméstico-familiar, a los cuidados, a las actividades cívicas y de ocio.

Más información:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

es_ES